Hermana mercedaria, entrega tu barro a las manos amorosas del alfarero…

El alfarero y las vasijas (Jr 18, 1-6)

[1] Palabras que el Señor dirigió a Jeremías: [2] —Anda, baja al taller del alfarero y allí te comunicaré mi palabra. [3] Bajé al taller del alfarero, y lo encontré trabajando en el torno. [4] A veces, trabajando el barro, le salía mal una vasija; entonces hacía otra vasija, como mejor le parecía. [5] Y me dirigió la palabra el Señor: [6] —Y yo, ¿no podré, israelitas, trataros como ese alfarero? Como está el barro en manos del alfarero, así estáis vosotros en mis manos, israelitas.

Hermana mercedaria, deja tu vida y vocación en manos del alfarero. Con infinito amor él coge tu barro y lo quiere modelar como vaso nuevo, precioso a sus ojos. Entrega al Señor tu barro, la arcilla que tú eres, y déjale hacer a Él. Nadie como Él conoce tu barro y cómo transformarlo.

Es importante que nos pongamos en manos del alfarero y que nos dejemos hacer. Las manos del Señor no solo son amorosas, sino que están llenas de vida, de fidelidad, de gracia, de esperanza, de visión de futuro, de renovación, de restauración, de nueva creación, de dinamicidad, de parresía. Por eso, ¡déjate modelar! No te resistas, no pongas resistencias a las manos del alfarero que quieren hacer de ti una criatura nueva, distinta, más bella y completa, quiere recrearte de nuevo, convertirte en su vaso preferido, hacer de ti una nueva creación.

Sentir sobre ti las manos del alfarero puede ser hoy la gran oportunidad de tu vida, un momento intenso de amor para vivir tu vocación con mayor sentido y profundidad. Al fin, el que conduce nuestra vida hacia una total bendición es el Señor. No somos nosotras quien nos hacemos a imagen del alfarero, es El quien desde ha siempre ha pensado en nuestro vaso y el que, con amor eterno, le va dando forma. Para ello necesita que le entreguemos nuestra libertad y el deseo intenso de responder a esa imagen que El tiene desde toda la eternidad para cada una de nosotras.

Hermana mercedaria, no te resistas a que las manos del alfarero hoy se posen sobre ti para hacer de tu vida y vocación un vaso nuevo…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s