Adentrádonos en la relación de un Dios trinitario…

PARA NOSOTROS TRINIDAD ES UNA UNIDAD

col fraymarcos

Jn 16,12-15

De Dios no sabemos ni podemos saber nada, ni falta que nos hace. Tampoco necesitamos saber lo que es la vida fisiológica, para poder tener una salud de hierro. La necesidad de explicar a Dios es fruto del yo individual que se fortalece cuando se contrapone a todo bicho viviente, incluido Dios. Cuando el primer cristianismo se encontró de bruces con la filosofía griega, aquellos pensadores hicieron un esfuerzo para “explicar” el evangelio desde su filosofía. Ellos se quedaron tan anchos, pero el evangelio quedó hecho polvo.

El lenguaje teológico de los primeros concilios, hoy, no lo entiende nadie. Los conceptos metafísicos de “sustancia”, “naturaleza” “persona” etc. no dicen absolutamente nada al hombre de hoy. Es inútil seguir empleándolos para explicar lo que es Dios o cómo debemos entender el mensaje de Jesús. Tenemos que volver a la simplicidad del lenguaje evangélico y a utilizar la parábola, la alegoría, la comparación, el ejemplo sencillo, como hacía Jesús. Todos esos apuntes tienen que ir encaminados a la vivencia no a la razón.

Pero además, lo que la teología nos ha dicho de Dios Trino, se ha dejado entender por la gente sencilla de manera descabellada. Incluso en la teología más tradicional y escolástica, la distinción de las tres “personas”, se refiere a su relación interna (ab intra). Quiere decir que hay distinción entre ellas, solo cuando se relacionan entre sí. Cuando la relación es con la creación (ad extra), no hay distinción ninguna; actúan siempre como UNO. A nosotros solo llega la Trinidad, no cada una de las “personas” por separado. No estamos hablando de tres en uno sino de una única realidad que es relación.

Cuando se habla de la importancia que tiene la Trinidad en la vida cristiana, se está dando una idea falsa de Dios. Lo único que nos proporciona la explicación trinitaria de Dios es una serie de imágenes útiles para nuestra imaginación, pero nunca debemos olvidar que son imágenes. Mi relación personal con Dios siempre será como UNO. Debemos superar la idea de que crea el Padre, salva el Hijo y santifica el Espíritu. Esta manera de hablar es metafórica. Todo en nosotros es obra del único Dios.

Lo que experimentaron los primeros cristianos es que Dios podía ser a la vez: Dios que es origen, principio, (Padre); Dios que se hace uno de nosotros (Hijo); Dios que se identifica con cada uno de nosotros (Espíritu). Nos están hablando de Dios que no está encerrado en sí mismo, sino que se relaciona dándose totalmente a todos y a la vez permaneciendo Él mismo. Un Dios que está por encima de lo uno y de lo múltiple. El pueblo judío no era un pueblo filósofo, sino vitalista. Jesús nos enseñó que, para experimentar a Dios, el hombre tiene que mirar dentro de sí mismo (Espíritu), mirar a los demás (Hijo) y mirar a lo trascendente (Padre).

Lo importante en esta fiesta sería purificar nuestra idea de Dios y ajustarla a la idea que de Él nos transmitió Jesús. Aquí sí que tenemos tarea por hacer. Como cartesianos, intentamos una y otra vez acercarnos a Dios por vía intelectual. Creer que podemos encerrar a Dios en conceptos, es ridículo. A Dios no podemos comprenderle, no porque sea complicado, sino porque es absolutamente simple y nuestra manera de conocer es analizando y dividiendo la realidad. Toda la teología que se elaboró para explicar a Dios es absurda, porque Dios ni se puede ex-plicar, ni com-plicar o im-plicar. Dios no tiene partes que podemos analizar.

Hermana mercedaria…cultiva sentimientos positivos. Reviste tu personalidad del sentimiento del amor.

La palabra de DIOS DEL EVANGELIO DE HOY nos invitaba a cultivar el sentimiento positivo del amor…porque, incluso, con un sentimiento de desamor, revestido de odio, se puede matar al hermano. Jesús es duro en esta apreciación, y el Evangelio es radical… Aprendamos a tener sentimientos positivos. Es gracia, sin duda, pero también es trabajo nuestro.

TOMADO DE LS PAGINA “REFUGIO DEL ALMA”

Aunque hablar de sentimientos positivos y negativos puede resultar algo frívolo, es innegable que hay una serie de sentimientos positivos, unos sentimientos que transmiten mejores vibraciones que otros y que nos harán sentir peor o que nos causarán cierto malestar. Los sentimientos tienen una fuerza sobre natural en nosotros mismos así que es necesario conocer qué son y qué función tienen los sentimientos y cómo las personas pueden notar la presencia de los mismos en su vida en la medida que su estado varía según éstos le van afectando.

Los sentimientos positivos más importantes y su significado

Por todo ello, resulta imprescindible conocer los 8 sentimientos positivos que todos tenemos, cuando se dan y todo lo que nos aportan. Pero antes de ir con la lista de sentimientos positivos debes saber que los hemos ordenado por orden alfabético, no por orden de importancia o de positividad.

1- Admiración

Se produce cuando contemplamos a alguien o algo de forma positiva, pero también cuando nos llega un cumplido. Esto hará que seamos más felices, que rindamos más y mejor o que adquiramos nuevas habilidades sociales, lo que sin duda fomenta nuestra amabilidad. La tranquilidad, alegría y felicidad también aumentan con la admiración.

En qué consiste la admiración

2- Afecto

El afecto es esa sensación tan placentera que sentimos cuando conectamos con alguien. Ya desde niños tenemos esa necesidad de afecto para un buen crecimiento emocional que nos permita desarrollar buenas relaciones de confianza sobre nosotros mismos; una necesidad que también sentimos de adultos. Abrazos, palabras amables, sonrisas sinceras, consejos, apoyo en todo lo que hagan, caricias o besos son la mejor forma de demostrar el afecto.

Qué es el afecto

3- Agrado

El agrado no es otra cosa que el placer que sentimos ante lo que nos gusta, y es un sentimiento muy explotado desde todos los ámbitos. Por ejemplo, la publicidad intenta jugar con los sentimientos de los potenciales destinatarios, y si cumple con su objetivo habrá despertado en nosotros esa sensación de agrado. Este sentimiento es sinónimo de alegría, optimismo y seguridad, mientras que su antagonista es ese miedo que somos incapaces de vencer, el desagrado, la ira o la angustia.

Qué es el agrado

4- Amor

Quizá sea el más complejo de todos los sentimientos, que expresa lo mejor de nosotros mismos. Entre los beneficios que nos aporta el amor destaca que nos proporciona un extra de vitalidad, hace que nos sintamos menos estresados o mejora la autoestima considerablemente. También refuerza la salud, fortaleciendo el sistema inmune o manteniendo alejados los problemas cardiovasculares, y hace que nuestra piel y nuestro cuerpo luzcan radiantes.

Qué es el amor

5- Euforia

Es un sentimiento con el que hay que tener cuidado. A su favor tenemos el subidón que nos genera, que nos hace ver la vida como si fuese algo magnífico, sentimos un bienestar y una felicidad muy importantes; pero también puede nublarnos la vista y hacer que actuemos de forma impulsiva, cuando vamos adquiriendo tal vez algunos rasgos de la personalidad narcisista y nos vamos envalentonando por ese subidón eufórico. Puede estar inducida por una alegría, una emoción, un orgasmo o la droga, caso en el que obviamente tiene consecuencias negativas para el individuo.

Qué es la euforia

6- Gratitud

La gratitud es el sentimiento que agradecimiento que tenemos hacia alguien, y además de reforzar los vínculos sociales y familiares o experimentar mayor sensación de alegría y felicidad nos ayuda a descansar mejor y a sentirnos más enérgicos, lo que también ayuda a la concentración.

Qué es la gratitud

7- Optimismo

Si eres de los que siempre ven el vaso medio lleno, y no medio vacío, disfrutarás de una mayor salud física, de mejor capacidad para gestionar las emociones, estarás más animado y obtendrás mayores logros en la vida, ya que serás más persistente. Al encarar los retos de forma optimista también te estresarás menos ya que sabrás hacer frente desde la calma a esas situaciones de tensión.

Definición de optimismo

8- Satisfacción

Acabamos con la sensación de bienestar por algo que ha ocurrido, también conocida como satisfacción. Muchas veces la confundimos con la felicidad, pero la satisfacción y la seguridad y superación personal es una de las claves para llegar a la felicidad plena, es uno de sus ingredientes. En el lado contrario de la satisfacción está la insatisfacción, con consecuencias como el sufrimiento o las inquietudes. El nivel de satisfacción depende de los estímulos cerebrales: a más estímulos, más satisfechos estaremos.

Qué es la satisfacción

Ahora que ya conoces cuáles son los sentimientos positivos y su significado tienes que proceder al siguiente paso. Analizarte a ti mismo, y ver el papel que cada uno de ellos tiene en tu vida, para que en la medida de lo posible puedas experimentar las mejores vivencias. ¡Tú puedes!