No al ciberacoso, una nueva forma de violencia, siempre muy agresiva…

 

El ciberacoso1 constituye una entidad reciente que afecta preferentemente a adolescentes. Su creciente incidencia y su repercusión clínica, siendo relacionadas en los últimos estudios con alto riesgo de suicidio2, hacen necesaria una adecuada formación de los pediatras, al ser los síntomas psicosomáticos, en muchos casos, el primer indicio. El objetivo es prevenir la aparición de nuevos casos y la detección precoz, para poder realizar un manejo adecuado de los pacientes. Sin embargo, las características especiales de esta entidad requerirán un trabajo coordinado y multidisciplinar en el ámbito familiar, escolar, policial y judicial.

Conceptos1,3

Los menores han nacido en la era de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), haciendo uso de ellas desde edades muy tempranas. El inicio del uso de las TIC está alrededor del año de edad; son los llamados nativos digitales. Los nativos digitales saben usar las TIC pero no saben cómo hacerlo de forma responsable y cómo protegerse de las posibles amenazas.

Las dificultades que con más frecuencia encuentran los menores en las TIC son el acceso a información inadecuado para la edad, sobre todo contenidos pornográficos o violentos, los riesgos técnicos, la pérdida de privacidad, la suplantación de identidad, los fraudes económicos y la adicción a pantallas4.

Aunque el ciberacoso no es la amenaza más frecuente, sí es la que entraña mayor riesgo5-7para el menor. En la Reunión Anual del 2013 de la Sociedad Americana de Psiquiatría, se puso de manifiesto la importancia del acoso escolar y el ciberacoso por el elevado riesgo de depresión y suicidio. Se enfatizó la necesidad que tienen todos los pediatras de conocer el problema, dado que en muchas ocasiones el primer síntoma son las somatizaciones (cefalea y dolor abdominal) y subraya la importancia de preguntar en la historia clínica acerca del colegio, las relaciones sociales y el uso de las nuevas tecnologías8,9.

Es necesario conocer la terminología específica para poder catalogar los casos y realizar grupos multidisciplinares:

1. Ciberacoso: situación en la que un sujeto recibe agresiones de forma reiterada de otros a través de soportes electrónicos móviles o virtuales, con la finalidad de socavar su autoestima y dignidad personal y dañar su estatus social, provocándole victimización psicológica, estrés emocional y rechazo social.

2. Ciberbullying: es el ciberacoso en el que únicamente están implicados menores en el entorno de las TIC. Se deben cumplir, las siguientes características:

– Que la situación de acoso se dilate en el tiempo.

– Que la situación de acoso no cuente con elementos de índole sexual.

– Que víctimas y acosadores sean de edades similares.

– Que el medio utilizado para llevar a cabo el acoso sea tecnológico: Internet y cualquiera de los servicios asociados a esta.

1. Grooming: ciberacoso realizado deliberadamente para establecer una relación y un control emocional sobre un menor con un contenido sexual explícito o implícito, ejercido por un adulto o por una persona con una diferencia de edad significativamente mayor a la víctima. Una variante peculiar es el grooming en el ámbito deportivo; la principal diferencia se basa en que el acosador es un adulto conocido por la víctima, que generalmente se encuentra en una situación de poder sobre ella.

2. Sexting: envío de contenidos eróticos o pornográficos mediante teléfonos móviles, comúnmente utilizado entre jóvenes y adolescentes. Se ha relacionado el sexting en mujeres adolescentes con un mayor índice de conductas sexuales de riesgo5.

Epidemiología1

En el «Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres» se presentaron los datos de una encuesta realizada a jóvenes de entre 10 y 16 años y a sus padres o tutores sobre su uso de las TIC. Las tasas de incidencia directa de ciberbullying pasivo (5,9%) y activo (2,9%) no son nada despreciables, aunque reducidas en comparación con otras incidencias que sufren los menores en relación con las TIC (como riesgos técnicos, pérdida de privacidad, acceso a contenidos inapropiados, fraudes económicos, etc.). En todos y cada uno de los comportamientos analizados, los padres manifiestan un nivel de incidencia directa inferior al declarado por sus hijos4.

Un estudio descriptivo llevado a cabo en Valladolid10 con una muestra de 2.412 escolares de entre 13 y 18 años reveló que el 18,9% de los encuestados había contactado con desconocidos y el 18,7% había llegado a tener contacto con un extraño con el que se habían citado previamente a través de la red. El 19,6% reconocía haber grabado o difundido imágenes de otros sin su consentimiento y otro 4,1% había subido a la red fotografías o vídeos de personas de su entorno en posturas sexis o provocativas, siendo un 22,8% de los encuestados los receptores de dichas imágenes. El 12,3% de la muestra afirmaba haber recibido llamadas o mensajes de compañeros con insultos o amenazas a través de móvil u ordenador; un 14,2%, se confesaba autor. En cuanto a compras por Internet, el 15,3% refería haberse gastado grandes cantidades en aplicaciones de juegos o música10.

Finalmente, en el uso general de las TIC, el 96,6% utilizaba teléfono móvil y el 82,5% se conectaba a diario a Internet.

Diferencias y similitudes entre ciberacoso y acoso cara a cara1,3

El ciberbullying comparte características con el acoso cara a cara (bullying), aunque presentan algunos rasgos diferenciados (tabla 1). La diferencia más preocupante es el aumento significativo de la tasa de ideación suicida y depresión en víctimas de ciberacoso frente a las que sufren acoso cara a cara debido a que la víctima está sometida al acoso mayor tiempo y la audiencia es mayor1,2,7,11-15.

Los varones niños también son violados y explotados… Hermana mercedaria, haz algo por ellos…

Las hermanas Mercedarias estamos en contra de toda violación de los derechos humanos. En esta novena de la merced le pedimos a la Virgen, porque nos gustaría que se respetase la dignidad original de cada persona humana, que se acabe en el mundo con los abusos sexuales de menores, con la trata de personas, con la violencia de género masculino y femenino… con toda clase de violencia. Nosotras trabajamos y nos esforzamos por hacer justicia y liberar, pero cada vez tenemos que tomar mayor conciencia de que estos problemas son hoy las esclavitudes del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hermana mercedaria, no te olvides de este problema social y… si puedes, haz algo por ellas y ellos ¡No la prostitución infantil!

(Noticias tomadas del periódico “El país”)

Noticias que deben hacer saltar nuestros deseos de liberación y redención

——Las infancias perdidas de Sierra Leona

Unas 750 niñas menores de edad en situación de prostitución sobreviven en las calles de Freetown

——12 años y medio de cárcel para una madre alemana que prostituyó a su hijo por Internet

——La mujer y su pareja, condenado a 12 años, también vejaron y abusaron del niño, que ahora tiene 10 años

——Desarticulada una red que prostituía a menores a las que obligaba a delinquir

——La operación se ha saldado con la detención de 41 ciudadanos búlgaros y con la liberación de 14 víctimas, 12 de ellas menores

——Niñas de día, putas de noche

‘Love’ narra la historia de cientos de menores que se prostituyen como forma de supervivencia y cómo ayuda el único refugio que tienen: un hogar de las Misiones Salesianas en Sierra Leona…

—— Prostitución en Brasil

Amanda Cristina Gomes Ferreira habla de su trabajo en el Instituto de asistencia a la infancia y la adolescencia Santo Antonio de Manaus, en la Amazonia brasileña

——Se cortará las ayudas a las ONG con escándalos de acoso sexual y prostitución tras el caso de Oxfam

Al menos 120 trabajadores de organizaciones no gubernamentales británicas fueron acusados de abusos el año pasado, según revela este domingo ‘The Sunday Times’

——Dos menores acaban en un club de alterne de Toledo por una falsa oferta de trabajo

Las jóvenes, liberadas por la Guardia Civil, fueron captadas cerca de un instituto de Madrid

——Desarticulado un grupo que prostituía a menores nigerianas en cuevas de Almería

La operación, coordinada por una juez de Torrevieja, se salda con 40 detenciones en ocho provincias 

——Los niños olvidados de Melilla

Decenas de menores tutelados por la ciudad fronteriza malviven en las calles

_____________________________________________________________________________________________ 

Persiguiendo a Tiny, 13 años, prostituta, un relato que parte el alma e invita a realizar acciones concretas…

La historia de cómo una pareja de artistas documenta e intenta rehabilitar la vida de una niña adicta al crack

Tiny, con 13 años, en 1983, retratada por Mary Ellen Mark en la época en la que se conocieron. MARY ELLEN MARK

Tiny era minúscula. Medía apenas metro y medio y acababa de cumplir 13 años cuando empezó a prostituirse por las calles de Seattle (Estados Unidos). Era una niña rubia de pelo corto que vestía tejanos y una infantil chaqueta de cuero y buscaba clientes por los alrededores de la estación de autobuses. Su verdadero nombre es Erin Blackwell.

La fotógrafa Mary Ellen Mark conoció a Tiny en primavera de 1983, cuando la niña llevaba apenas unos meses consumiendo crack y ejerciendo la prostitución. Reputada fotoperiodista, célebre por su atención preferente a causas sociales como las protestas contra la guerra de Vietnam o la lucha de los colectivos transexuales de Nueva York, Mark había acudido a Seattle con la intención de realizar una serie de retratos sobre adolescentes sin hogar para la revista Life.Pronto conoció a Tiny, Una relación que se ha mantenido hasta la actualidad.

“Consumía drogas con frecuencia, pero estaba segura de querer dejarlas. Parecía sentir compasión por sus clientes, a los que consideraba hombres solitarios necesitados de compañía”

A diferencia de otras prostitutas adolescentes, a las que la vida en las calles había inculcado una patológica desconfianza en los adultos, Tiny no tuvo el menor reparo en hablar con Mary Ellen y dejarse retratar por ella. Se mostró accesible y locuaz, incluso sirvió de intermediaria para que otras jóvenes prostitutas sin hogar aceptasen colaborar en el reportaje. La fotógrafa intuyó su potencial desde el principio.

En una entrevista reciente, Mark describe a la Tiny de 13 años como “una niña guapa, expresiva e inteligente, con un poso de inocencia que aún no se había echado a perder”. En las largas conversaciones que mantuvieron mientras recorrían la ciudad juntas, a Mark le sorprendió la firmeza con la que Tiny defendía unas convicciones que a ella le parecían extrañas en una prostituta adolescente: “Consumía drogas con frecuencia, pero estaba segura de querer dejarlas y no se consideraba una adicta. Estaba en contra del aborto, sin matices y sin fisuras. Parecía sentir compasión por sus clientes, a los que consideraba hombres solitarios necesitados de compañía. Y se imaginaba a medio plazo viviendo en una casa de los suburbios con un marido y diez hijos”.

Mary Ellen Mark volvió a Seattle pocas semanas después, acompañada esta vez por su marido, el director de cine documental Martin Bell. Volvieron a contactar con Tiny y la convirtieron en protagonista de un proyecto a dúo: mientras Martin rodaba una película, Mary Ellen ampliaba la galería de retratos de Tiny y sus amigos, el resto de niños descarriados de esa disfuncional isla de Nunca Jamásque eran para ellos las calles de Seattle.

  1. Lisa, uno de los diez hijos de Tiny, en las escaleras del piso familiar, en 2014.MARY ELLEN MARK

Tras retratarla inicialmente con aspecto desaliñado, en situaciones cotidianas (abrazada incluso a un caballo de peluche, el único recuerdo sólido que conservaba de la anterior etapa de su vida), la fotógrafa empezó a sacar partido del magnetismo y la fotogenia de su jovencísima modelo. Le compró vestidos, sombreros, guantes, velos. La fotografió fumando con aspecto lánguido bajo la lluvia, mascando chicle, vagabundeando por los bosques de las afueras con expresión altiva y aspecto de joven geisha norteamericana.

De esta segunda inmersión en el mundo de Tiny nació Streetwise, un documental de Bell estrenado en 1984. Hora y media de crónica social en un gélido blanco y negro. Un producto de impecable factura, crudo y auténtico pese a sus ocasionales arrebatos de lirismo, con banda sonora de Tom Waits y destacada presencia del músico callejero Baby Gramps, toda una leyenda de la escena subterránea de Seattle. En Streetwise, la cámara acompaña a Tiny en sus rondas callejeras en busca de clientes y en sus noches a la intemperie en la húmeda y gélida ciudad donde nació Nirvana y el grunge.

También en sus ocasionales retornos a casa de Pat, la madre alcohólica y depresiva que la empujó a las calles y que responde a las preguntas de Martin Bell con una mezcla de indiferencia y estupor etílico. Para ella, lo de Tiny no es más que “una fase”. Asegura que su hija puede volver a casa cuando quiera, pero la evidencia de ese hogar desvencijado, con muebles rotos, manchas de sangre y charcos de vómito, sugiere todo lo contrario.

Casada con Will, ha tenido, en efecto, los diez hijos con los que soñaba ya de adolescente, aunque algunos de ellos han sufrido graves problemas que ella misma atribuye al consumo de alcohol y drogas durante sus primeros embarazos

La película fue nominada a los Oscar y Tiny acudió a la gala en compañía de su pareja de pigmaliones, Martin y Mary Ellen. Incluso respondió brevemente a las preguntas de la prensa en la alfombra roja, y la suya fue presentada como una historia de redención, un milagro norteamericano. El de una joven extraviada de aspecto angelical a la que dos artistas bohemios de Nueva York habían rescatado de la marginalidad y de la muerte. Sin embargo, la realidad era otra.

Pese a la voluntad de Mark y Bell de ejercer una influencia positiva en su vida, ofreciéndose incluso a convertirse en sus tutores legales y acogerla en su casa de Nueva York, Tiny eligió seguir con su existencia a salto de mata, entre el hogar disfuncional de su madre y las calles y bosques de Seattle. En 1988, cuando Mary Ellen Mark presentó por fin su libro de retratos fotográficos, también titulado Streetwise, tuvo que acabar reconociendo, en el curso de las múltiples entrevistas concedidas, que la vida de Tiny no se había enderezado en absoluto en los últimos cuatro años: “Seguimos en contacto, claro que sí”, declaró por entonces, “pero la verdad es que se sigue prostituyendo, sigue consumiendo drogas y la convivencia con su madre no parece haber mejorado”.

Tiny, en una imagen de 1999, con 29 años, descansando con uno de sus hijos, Rayshon.MARY ELLEN MARK

Tiny aún tardaría otro año en dejar la prostitución y varios más en acabar superando (aunque luego sufriría varias recaídas) sus múltiples adicciones. Casada con Will, ha tenido, en efecto, los diez hijos con los que soñaba ya de adolescente, aunque algunos de ellos han sufrido graves problemas que ella misma atribuye al consumo de alcohol y drogas durante sus primeros embarazos. Pese a todo, ha tenido suerte. Ha llegado a la edad adulta (tiene 46 años) viva y sin graves secuelas físicas, algo que no puede decirse de la mayoría de compañeros de viaje retratados en Streetwise: Lulu murió apuñalada en una reyerta callejera; Roberta fue asesinada por un psicópata, en un caso muy difundido por la prensa y que inspiró parcialmente la serie The Killing, y Patti fue una de tantas adictas a la heroína que murieron de SIDA a finales de los 80.

Tiny cuenta con una mezcla de amargura y sentido del humor que una de sus hijas, Shawnie, “bebe, fuma, no quiere ir a la escuela y pasa algunas noches fuera de casa”. Cree que ha heredado de ella el gen de meterse en problemas

El último testimonio de la vida desestructurada de esta mujer minúscula está en la recientemente estrenada Tiny: The Life of Erin Blackwell (2016). Si el primer documental, Streetwise, narraba la adolescencia de Tiny, la nueva cuenta cómo es en la actualidad la protagonista, cómo le ha tratado la vida. También es un homenaje póstumo a Mary Ellen Mark, que murió en 2015. La película es el fruto de varios años de relación episódica entre Bell, Mark y una Tiny que fue dejando atrás el infierno de su infancia y adolescencia para convertirse en madre de familia numerosa en un hogar modesto y un tanto desestructurado de Seattle. Tiny reconoce vivir “día a día”, optando a trabajos eventuales y pequeños subsidios, administrando el modesto sueldo de su marido, Will. En un momento determinado, cuenta con una mezcla de amargura y sentido del humor que una de sus hijas, Shawnie, 23 años, se ha convertido en su principal preocupación, porque “bebe, fuma, no quiere ir a la escuela, pasa algunas noches fuera de casa” y, en general, se comporta como si hubiese heredado de ella el gen rebelde y la tendencia a meterse en problemas.

Tiny: The Life of Erin Blackwell destila melancolía. Es el testimonio de una mujer que se siente maltratada por la vida, que vive atrapada en la cara B de la felicidad doméstica con la que soñaba en sus años salvajes, agobiada por la pobreza, los problemas y la falta de horizontes vitales. “Amo a mi madre, pero si mañana me dijesen que ha muerto no creo que me importase demasiado”, se oye decir Erin Tiny Blackwell en uno de los momentos más conmovedores de esta descarnada reflexión sobre el paso del tiempo y las cicatrices que deja la existencia.

“Ya me he acostumbrado a la idea de que la vida es cruel y absurda”, sentencia Tiny. Y el espectador no puede estar más de acuerdo.

Puedes seguir ICON en FacebookTwitterInstagram,o suscribirte aquí a la Newslette

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hermana mercedaria, acuérdate de rezar en esta novena para que la “merced de María” llegue a las mujeres maltratadas… y si puedes hacer algo por ellas ¡Hazlo!

Comparte

Tomado de la revista ALETEIA

88948545-bello-rostro-de-mujer-caucásica-joven-con-piel-limpia-salud-perfecta-tratamiento-de-cuidado-de-la-piel.jpg

¡Soy mujer y muy mujer!

Mujer: para hablar de ti hay que ponerse de pie. Con toda seguridad podríamos definir a la MUJER como ternura perfecta, única, dotada de virtudes y talentos incomparables e intransferibles. De los seres creados fue lo más bello, tanto que fue elegida para ser fuente de luz y vida. Hija, amiga, novia, esposa, madre, compañera… Lo más lindo y lo más puro siempre lleva nombre de MUJER, por tal razón, ¡a vivir con esa dignidad!

Al hablar de la dignidad de la mujer es justo reconocer la importancia que ella tiene en los distintos ámbitos de la vida. Es necesario defenderla en su valor y en su riqueza personal, en sus roles propios como hija, esposa y madre.

¿En qué radica la dignidad de la mujer? Comencemos por entender aquello que NO es dignidad. La dignidad no radica ni en la riqueza, ni en las cualidades físicas, ni en éxitos profesionales; mucho menos en tener la cuenta bancaria hinchada de dinero; tampoco en contar con más de 10 reconocimientos colgados en la pared, aparte de 3 títulos profesionales más 2 doctorados. Tampoco en ser la directora de un gran corporativo y tener empleados, varones o damas, bajo su cargo.

Entonces es necesario que entendamos que “la dignidad de la persona humana está enraizada en propio ser”, para los creyentes, en su creación a imagen y semejanza de Dios; por lo tanto, es merecedora de todo amor y admiración. Es un valor inherente arraigado en el honor y en la grandeza de haber sido creada persona, por esto mismo, toda mujer, casada, soltera, viuda o divorciada es merecedora de un total y absoluto respeto y consideración.

La mujer de hoy se debate entre su “ser” y su “querer”. Por un lado, desea “ser” lo que a muchas mujeres por vocación les corresponde y es parte de su naturaleza: ser esposa para luego convertirse en madre y ser el eje de esa familia con la que desde pequeña soñó. Por otro lado, desea el éxito profesional y el reconocimiento social destacando como una empresaria prominente.

Encontrar el equilibro entre el ser y el querer no es fácil, no obstante, es posible. ¿Te preguntarás cómo? Poniendo prioridades y viviendo el orden. Una vez que has decidido convertirte en esposa y madre, estás decidiendo ponerte al frente de la mejor empresa de este mundo, tu propia familia.Ocuparás el puesto directivo más importante, eso sí, el de más demanda, sin embargo, el más satisfactorio. El varón será la cabeza del hogar, pero, ¿qué hace una cabeza sin un cuello que le sostenga? Justo eso eres tú mujer, un cuello que soporta, un corazón que mantiene vivo a un ser llamado familia.

¡Mujer, eres grande! Tienes capacidades y cualidades muy únicas, intransferibles, insustituibles, eres casi perfecta, tanto que de toda la creación, solo tú eres portadora de vida por medio de tu bendito cuerpo específicamente diseñado para recibir.

Eres manantial inagotable de alegría en la tristeza, de esperanza en la desolación, eres luz en la oscuridad de los que te aman y amas… Pareciera que de tus manos suaves brotaran analgésicos que curan todo el dolor en tus amados, porque basta una sola caricia tuya para regresarles el alivio. De tu boca emanan palabras amorosas, siempre llenas de consuelo y esperanza que invitan a la paz y a la serenidad de los tuyos. Cuántas veces has sido tú quien ha necesitado escucharlas…

Mujer, esposa y madre, ¿qué sería de este mundo sin ti? Aún más importante, ¿qué sería de tu familia sin ti, sin esa maravillosa educación e irremplazable presencia en la vida de tus hijos, de tu esposo? Custodia de la fe en tu hogar, es de suma importancia -mujer moderna- que vuelvas a dónde perteneces: a ser suave, tierna, amorosa, sutil, audaz, modesta, femenina, el alma del hogar.

Déjate de frases como “No necesito un hombre que me mantenga, yo sola puedo”. No hay duda de tu poder ni de tus capacidades, sin embargo, la cosa no va por ahí. A ti nada ni nadie puede suplirte en el hogar. Cualquier trabajo, cualquier puesto en una empresa puede ser reemplazado por alguien más, el tuyo como esposa y madre, no.

El mejor regalo que te puedes hacer es ser una persona recta y congruente, fiel a tus valores y principios morales. ¡Valórate mujer! No esperes a que alguien más lo haga. Ni tu estima personal ni tu valor pueden radicar en tu apariencia física, en si eres hija de fulano, si tienes tanto dinero o tienes un gran trabajo. Es una realidad que las arrugas y la edad llegan y que el dinero viene y va. Basa tu estima en valores trascendentes, esos que nunca mueren. ¿Qué sucederá el día que no tengas trabajo ni juventud? ¿Querrá decir que ya no vales nada?

No esperes a que alguien más reconozca tu valor, reconócelo tú. No esperes a que alguien más te acepte para aceptarte tú. No esperes a que alguien más te ame para tu amarte. No esperes a que alguien más te brinde seguridad porque tu mayor seguridad nace desde dentro de ti, de tu alma.

Y, por último, haciendo hincapié en que igualdad no es lo mismo que igualitarismo, recuerda con humildad que un hombre depende de una mujer hasta para nacer.

Con María, contemplamos hoy al Crucificado y a los crucificados de la tierra…

Celebra hoy la Iglesia la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. La verdad es que mirar la cruz es siempre un escándalo, porque no llegamos a comprender el misterio divino en su profundidad por el que Dios entregó a su Hijo a una muerte tan ignominiosa.

Dice el Evangelio de hoy que es PORQUE TANTO AMO DIOS AL MUNDO… Sin duda que la cruz se la entiende, venera y adora desde este misterio insondable de amor y de fidelidad de Dios hacia cada uno de nosotros o, de lo contrario, sigue siendo un escándalo. Tan ignominiosa, injusta y desoladora fue la muerte de Jesús en la cruz.

Pero como dice Pablo, “yo me gloriaré en la cruz de Jesús, escándalo para algunos, pero para nosotros, que hemos creído, fuerza del amor y de Dios y sabiduría de Dios”. La cruz es el símbolo más grande de amor que tiene la Iglesia, el signo inequívoco de que el amor de Dios es inconmensurable y fiel, es eterno y está lleno de entrañas maternas, es recreador y salvador, libera del pecado y de la muerte, es fuente de vida y de esperanza, fuerza de resurrección y nueva creación.

Por eso, nosotros nos gloriamos en la cruz COMO FUENTE DE ESTE AMOR DE DIOS QUE SE HA REVELADO EN EL CALVARIO. No encontraremos jamás un signo tan contundente de amor aunque lo buscásemos en los confines de la creación entera ¡ME AMO Y SE ENTREGO POR MI!

Así lo entendió María. Se nos cae el alma al contemplar a María, la Dolorosa, al pie de la cruz. Pero Ella estaba participando de la entrega del Hijo hasta las últimas consecuencias y aceptaba, con fe dolorosa y crucificada, este amor de Dios revelado en una muerte tan ignominiosa. Y ponía su maternidad al servicio de este amor crucificado que iba a REDIMIR AL SER HUMANO Y A TODO EL COSMOS DE LA MUERTE ETERNA.

Nuestra vocación de hermanas mercedarias hunde sus raíces en el misterio pascual, del que la cruz es el centro. Por eso hoy, con María, queremos contemplar al Crucificado, que es también el resucitado, para beber todos los torrentes de gracia, de redención, de liberación y de amor que saltan como vida nueva y recreada de la cruz de Cristo. Y alabamos, bendecimos y damos gracias a Dios por la Cruz de Jesús aunque se escape a nuestra comprensión misterio tan grande de amor y de entrega. Hoy nos invitamos fraternalmente a COMTEMPLAR AL CRUCIFICADO Y A LOS CRUCIFICADOS DE LA TIERRA.

Acompañadas de María, ante tan grande misterio, encontraremos sin duda razones para amar, para entregar nuestra vida hasta la muerte y una muerte de cruz como hizo Él, y para acompañar, con la esperanza que emana de la cruz, a los crucificados de la tierra. Nos convertiremos así en una fuente de amor y de esperanza para el mundo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.